Páginas vistas en total

jueves, 3 de mayo de 2012

CENTRO DE MAESTROS TLALNEPANTLA , UN ESPACIO DONDE EL MAESTRO ES CONSTRUCTOR DE SU PROPIO APRENDIZAJE

Califican como una barbaridad ampliar horarios en Educación Básica



ED/ Héctor Rojas


La extensión a ocho horas de clase en escuelas primarias y secundarias de México, aprobada recientemente por la Cámara de Diputados, tiene ante sí los retos de infraestructura, presupuesto y una renovación del actual esquema pedagógico con el que se desenvuelven las escuelas.
La medida aprobada por 354 diputados fue calificada por Gilberto Guevara Niebla, ex subsecretario de Educación Básica, como “una barbaridad”.
Especialistas han señalado que en el calendario escolar mexicano no se aprovechan a cabalidad los 200 días que constitucionalmente comprende, y para esta nueva legislación no se tomaron en cuenta las implicaciones financieras y técnicas que van implícitas.
Si se toma la experiencia de los 5 mil centros escolares mexicanos que funcionan bajo la modalidad de tiempo completo, es notorio que el currículo nacional no está diseñado para funcionar de esa forma, reconoció Guevara Niebla.
Para emprender esta reforma de carácter nacional, los legisladores asignaron un incremento al presupuesto de Educación Básica de 36 mil 275 millones de pesos, pero para investigadores educativos como Guevara Niebla y Carlos Mancera, esta ampliación de horarios implicaría un presupuesto de por lo menos 80 mmdp.
Al analizar modelos educativos exitosos como el de Finlandia, la investigadora Inger Enkvist aseguró que “el estudiante finés no es prisionero de la escuela, ya que tienen jornadas muy breves”.
El analista y ex embajador de México ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) Carlos Elizondo, ha dicho que “un alumno mexicano pasa más horas al año en clase que la gran mayoría de estos países (de la OCDE)”.
Por su parte, Manuel Gil Antón, investigador de El Colegio de México (Colmex) y director académico de Educación a Debate, explicó que el error que los diputados cometen al aprobar esta medida es suponer que “a más horas de escuela mayor es el aprendizaje”.
El especialista añadió que estas modificaciones debieron someterse a un debate nacional sobre el modelo pedagógico con las autoridades federales y estatales.
Para Carlos Muñoz Izquierdo, académico de la Universidad Iberoamericana (UIA), esta reforma sería “un paso importante” en la construcción de políticas educativas si ésta incluyera todo lo necesario para que se implemente de manera adecuada.
De no tomar en cuenta los factores que hagan de esta medida algo exitoso, se estará convirtiendo al sistema educativo en una guardería, además de “duplicar el suplicio de los estudiantes”, comentó Gil Antón.
Otro factor a considerar es la preocupación que la reforma ha generado entre los maestros del país, pues no está claro si cada profesor tendrá que trabajar ocho horas diarias frente a grupo más el tiempo que habitualmente dedica a preparar sus clases.
Para que los legisladores realizaran estos cambios se argumentó que el modelo actual, que tiene un horario de cuatro horas y media de trabajo en promedio, ha sido insuficiente para lograr la cobertura universal, generar un estado de equidad de oportunidades, incrementar la productividad, reducir la pobreza de la ciudadanía y tampoco crea habilidades para trascender en un mundo globalizado.
Esta reforma que implicará una inversión a la infraestructura de las escuelas -para equiparlas con comedores- se enfrentará con el actual estado de los centros escolares, de los cuales seis de cada diez funcionan sin drenaje, siete de cada diez no cuenta con áreas deportivas y tres de cada diez no tienen electricidad.
Según el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en México hay más de 14 mil escuelas en condiciones “malas y pésimas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario